+100.000 CLIENTES. ENVIO GRATIS DESDE 40€. SUPPORT-ES@NATURECAN.COM

Envío Gratis +40€
¿Eres nuevo en CBD?
Garantía de Calidad

El CBD y la depresión: ¿Qué dicen los estudios?

CBD and depression: What does the research say?

Resumen:

  • La depresión es un trastorno común del estado de ánimo que puede provocar sentimientos de desesperanza o profunda tristeza.
  • El tratamiento tradicional incluye medicamentos y psicoterapia.
  • El CBD es un compuesto vegetal natural que podría ayudar a las personas con depresión, ansiedad y otros problemas de salud.
  • La investigación sobre el CBD y la depresión está en sus primeras fases, pero algunos resultados son prometedores.

La depresión es una enfermedad mental grave que afecta a casi 280 millones de personas en todo el mundo. Si vives con depresión, puedes sentirte desesperado, agotado e incapaz de disfrutar de la vida.

El enfoque tradicional para tratar la depresión es la medicación y la psicoterapia, pero puede haber una nueva opción.

El CBD es un compuesto natural del cáñamo que está llamando la atención por su capacidad para favorecer el bienestar. Los estudios sugieren que el CBD afecta positivamente al dolor, la inflamación, los problemas de sueño y la calidad de vida.

Más recientemente, los estudios han demostrado su potencial en las condiciones de salud mental, incluyendo la ansiedad y la depresión.

Sigue leyendo para saber más sobre los posibles beneficios del CBD para la depresión y por qué deberías considerar añadir este producto vegetal no tóxico a tu rutina.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad mental común pero grave que puede afectar a cualquiera. Se trata de un sentimiento persistente y profundo de desesperanza y desesperación que puede ser abrumador.

Es normal sentirse triste o deprimido a veces, tal vez por una pérdida, problemas personales u otros factores de estrés en la vida. Sin embargo, si los síntomas persisten durante semanas o meses sin una causa evidente, podría tratarse de una depresión clínica.

La depresión puede causar una amplia gama de síntomas mentales y físicos, entre ellos:

  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Vacío
  • Poca concentración
  • Pérdida de interés
  • Sentimiento de culpa expresivo
  • Baja autoestima
  • Desesperanza ante el futuro
  • Pensamientos sobre la muerte por autolesión
  • Sueño perturbador
  • Cambios de apetito y peso 
  • Sentirse letárgico
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Insomnio

Durante un episodio depresivo, una persona puede experimentar una dificultad significativa en el funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional y otras áreas importantes.

Los médicos pueden diagnosticar una depresión si el individuo presenta estos síntomas la mayor parte del tiempo durante al menos dos semanas.

Las causas subyacentes de la depresión son una compleja interacción entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Aunque no hay una causa única, a menudo la desencadena un acontecimiento vital importante, como la muerte de un ser querido, la pérdida del trabajo, problemas económicos u otros acontecimientos traumáticos.

La depresión puede conducir a una espiral de pensamientos y comportamientos perjudiciales de la que puede ser difícil salir y que afecta aún más a la vida de la persona.

Afortunadamente, hay tratamientos eficaces para la depresión, y no hay necesidad de sufrir en silencio. Los médicos pueden aconsejar medicamentos antidepresivos, psicoterapia, terapia de ejercicios u otros enfoques. Más recientemente, el CBD -diminutivo de cannabidiol- ha entrado en escena como una opción potencial.

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los muchos compuestos químicos que se encuentran en la planta del cáñamo. El cáñamo es una subespecie de Cannabis sativa que se cultiva para tener niveles insignificantes de THC (tetrahidrocannabinol). En el Reino Unido, el CBD es legal, siempre que las plantas de las que se extrae contengan menos del 0,2% de THC.

A diferencia del THC, el CBD no es intoxicante, lo que significa que no produce una sensación de "subidón", pero sigue teniendo numerosos efectos beneficiosos para la salud.

El CBD interactúa con el sistema endocannabinoide del cuerpo (ECS), que es responsable de mantener la homeostasis, o el equilibrio.

El ECS es una red de receptores cannabinoides llamados CB1 y CB2, que existen en todos los tejidos, incluidos el cerebro y el sistema nervioso central.

También comprende neurotransmisores naturales llamados endocannabinoides y enzimas que los descomponen una vez que han cumplido su función.

El ECS regula múltiples funciones corporales, entre ellas:

  • El sueño
  • El apetito
  • El estado de ánimo
  • La memoria
  • La percepción del dolor
  • La inflamación
  • La regulación de temperatura
CBD and depression: What does the research say?

Se ha demostrado que el CBD tiene varios efectos positivos sobre el bienestar, como el apoyo a las personas que sufren dolor, inflamación y problemas de sueño.

También ha demostrado su potencial en el campo de la salud mental para tratar enfermedades como la ansiedad y la depresión.

El CBD y la depresión: ¿Puede ayudar?

Sí, los resultados iniciales de las primeras investigaciones sobre el CBD y la depresión parecen prometedores y pueden ofrecer una dirección futura para nuevos estudios.

¿Qué dicen los estudios?

Algunos estudios destacan el potencial terapéutico del CBD, pero es importante entender que muchos son estudios con animales o tienen limitaciones. Aunque existen estudios en humanos, se necesitan más investigaciones para comprender plenamente la relación entre el CBD y la depresión.

Una reseña 2014 de un estudio en animales descubrió que el CBD parece afectar positivamente a los receptores de serotonina en el cerebro. La serotonina es un mensajero químico que actúa como estabilizador del estado de ánimo y participa en la memoria, el aprendizaje y otros procesos fisiológicos.

La serotonina influye en la sensación de bienestar y felicidad y, por lo tanto, es esencial mantener este neurotransmisor equilibrado en las personas con depresión.

La reseña también señaló que el CBD parece tener efectos antidepresivos y ansiolíticos en modelos animales de depresión.

Una reseña más reciente de 2018 concluyó que múltiples estudios han demostrado la actividad antiestrés y antidepresiva del CBD en modelos animales tras su uso a corto o largo plazo.

En otro estudio de investigación de 2018 sobre el CBD y la depresión, los científicos descubrieron que una dosis única de CBD inducía efectos similares a los de la depresión en ratones y ratas.

Además, un estudio posterior de 2020 con casi 400 participantes analizó el CBD y la depresión, entre otras cuestiones. A estos individuos se les recetó CBD para problemas de salud mental, problemas neurológicos y dolor. Tras tres semanas de consumo de CBD, todos los participantes informaron de que su calidad de vida había mejorado. Además, los que usaron el CBD para la ansiedad y la depresión notaron mejoras en su funcionamiento diario y una reducción de los síntomas de ansiedad.

Los científicos están aprendiendo continuamente sobre la compleja interacción entre el aceite de CBD y la depresión. Es un área de investigación en curso, aunque los hallazgos son prometedores y podrían guiar más estudios clínicos a gran escala sobre el aceite de CBD y la depresión en humanos.

CBD vs antidrepresivos

CBD and depression: What does the research say?

Los antidepresivos se recetan habitualmente a las personas con depresión e incluyen los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs), los antidepresivos tricíclicos (TCAs) y los inhibidores de la monoaminooxidasa (MAOIs).

El CBD puede tener algunas ventajas sobre estos medicamentos, que pueden tardar en empezar a funcionar. Por ejemplo, un estudio en animales de 2019 encontró que el CBD tenía un efecto inmediato y duradero similar al de los antidepresivos.

Del mismo modo, una revisión de 2019 de la investigación sobre el CBD y la depresión señaló que los efectos similares a los antidepresivos del CBD se han registrado en varios modelos animales.

Como producto natural, también puede causar menos efectos secundarios. Se sabe que los antidepresivos causan insomnio, dolores de cabeza, problemas digestivos, mareos, cambios de humor y disfunción sexual. Sin embargo, la mayoría de la gente experimenta efectos secundarios mínimos al usar el CBD.

Aunque el CBD tiene beneficios, no es un sustituto de los medicamentos antidepresivos recetados. Si estás pensando en añadir el CBD a tu rutina, habla con tu médico y pídele que te oriente antes de cambiar tu horario de medicación habitual.

¿Puede el CBD ayudar con la ansiedad?

CBD and depression: What does the research say?

Sí, el CBD puede ayudar con la ansiedad, un problema de salud mental que suele acompañar a la depresión. Si tienes ansiedad, puedes sentirte tenso, preocupado y experimentar cambios físicos como el aumento de la presión arterial. La serotonina y otros neurotransmisores pueden contribuir a los trastornos de ansiedad. El CBD puede aumentar la acción de los receptores de serotonina e influir en el estado de ánimo más rápidamente que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs), un antidepresivo comúnmente prescrito.

Además, una revisión de 2015 sugirió que el CBD interactúa con varios receptores que regulan los comportamientos de ansiedad. Entre ellos se encuentran el receptor de serotonina 5-HT1A y los receptores CB1 en el cerebro.

El CBD puede funcionar como un agonista del 5-HT1A, que es el objetivo de los SSRIs. Estos medicamentos impiden que el cerebro absorba la serotonina, lo que aumenta su disponibilidad y le permite comunicar mensajes entre las células nerviosas cercanas. Por lo tanto, el CBD puede levantar el ánimo y mejorar la ansiedad.

Hay pruebas de que el CBD podría ayudar a la ansiedad en los seres humanos. Por ejemplo, un estudio retrospectivo de 2019 analizó el CBD y la ansiedad. Los investigadores examinaron los efectos del CBD en 72 participantes que experimentaban ansiedad o problemas de sueño. Más del 82% informó que su ansiedad se redujo durante los primeros dos meses de uso del CBD.

Otra revisión de 2020 arrojó otros resultados positivos. Los autores analizaron el CBD y los trastornos de ansiedad y encontraron pruebas que lo apoyan como terapia por sí sola o como terapia complementaria a otros medicamentos. Podría ayudar en varios trastornos de ansiedad, como el trastorno de estrés postraumático (TEP), el trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y el trastorno de ansiedad social.

Otras formas de combatir la depresión

La depresión es una condición compleja y a menudo requiere un enfoque multifacético para el tratamiento.

Si estás luchando contra la depresión, es importante que busques ayuda profesional aunque te sientas agotado y sin esperanza. La depresión es una condición tratable, y puedes trabajar con tu médico para crear un plan de tratamiento adecuado que consista en medicación, terapia y cambios en el estilo de vida.

Además de la ayuda profesional, hay cosas que puedes hacer para controlar la depresión y ayudarte en el camino de la recuperación. Intenta incorporar estas estrategias a tu vida si te sientes deprimido:

CBD and depression: What does the research say?
  • Conéctate con los amigos y la familia — en lugar de aislarte de la vida, intenta socializar y confiar en la gente.
  • Sé más activo — el ejercicio puede ayudarte a levantar el ánimo. Salir a dar un paseo suave supone un cambio de escenario y aire fresco.
  • Enfréntate a tus miedos — Aunque es tentador evitar las situaciones difíciles, esto puede provocar una pérdida de confianza. Así que, si sientes que evitas los viajes o los eventos sociales, intenta enfrentarte a ellos.
  • Reduce la ingesta de alcohol — la gente puede beber alcohol para ocultar sus emociones o como forma de afrontarlas, pero a largo plazo, el alcohol no ayuda y puede hacer que te sientas más deprimido.
  • Sigue una dieta equilibrada — algunas personas encuentran consuelo en la comida, mientras que otras consideran que la depresión les deja con pocas ganas de comer. Los antidepresivos también pueden afectar al apetito. Sin embargo, es importante incluir en tu dieta frutas, verduras, cereales integrales y otros alimentos nutritivos para ayudar a tu cuerpo a mantenerse sano.

Recuerda que es esencial buscar ayuda si sigues sintiéndote mal o deprimido después de un par de semanas. La depresión puede empeorar con el tiempo, por lo que es fundamental obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados lo antes posible.

¿Qué cantidad de CBD debo tomar?

La dosis óptima de CBD difiere de una persona a otra, y actualmente no existe una dosis diaria estándar recomendada. En cambio, la cantidad que funciona mejor para ti depende de factores como tu altura, peso y razones para tomar CBD.

Para ayudarte a encontrar una dosis adecuada, te ofrecemos una calculadora de dosis de aceite de CBD. En general, si es la primera vez que tomas CBD, te recomendamos que empieces con una dosis baja y que vayas despacio, por ejemplo, 20 mg al día durante la primera semana. Luego puedes aumentar la dosis en una pequeña cantidad cada pocos días hasta que encuentres una dosis que funcione.

Hay que tener en cuenta que la Agencia de Normas Alimentarias (FSA) recomienda una dosis diaria total máxima de 70 mg de CBD para todos los tipos de productos de CBD combinados.

Cómo tomar CBD

CBD and depression: What does the research say?

Si estás pensando en consumir CBD y la depresión es un problema, puedes elegir entre una amplia gama de productos, como el aceite de CBD, las cápsulas de CBD, las gomitas de CBD y los comestibles de CBD, cada uno con beneficios específicos.

El aceite de CBD se toma por vía sublingual, colocando unas gotas debajo de la lengua y manteniéndolas durante un minuto aproximadamente antes de tragarlas.

El aceite de CBD pasa a través de la mucosa oral y entra en el torrente sanguíneo para obtener efectos rápidos.

Otros productos, como las cápsulas de CBD, las gominolas CBD y los comestibles CBD, son excelentes alternativas al aceite de CBD y proporcionan una forma fácil de administrar la dosis.

Sin embargo, debido a que estos productos pasan al sistema digestivo, los efectos son más lentos, tardando hasta 2 horas en hacer efecto pero proporcionando un alivio de hasta 8 horas.

¿El CBD es seguro?

Sí, el CBD parece seguro y no causa muchos efectos secundarios. Dicho esto, algunas personas pueden tener sensibilidades y experimentar:

  • Boca seca
  • Diarrea
  • Fatiga
  • Cambios de peso y apetito

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que el CBD se considera bien tolerado y con un buen perfil de seguridad.

No obstante, si estás tomando otros medicamentos, es importante que hables del CBD con tu médico para minimizar los efectos secundarios o las interacciones con otros fármacos.

CBD y depresión: Lo que hay que saber

La depresión es un problema de salud mental común al que se enfrentan muchas personas. Los médicos pueden recomendar tratarla con una combinación de medicamentos, psicoterapia y cambios en el estilo de vida. Sin embargo, algunas personas están recurriendo a alternativas, como el CBD.

Los resultados iniciales de algunos estudios sobre el CBD y la depresión parecen prometedores, pero se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

En general, el CBD se considera seguro y con pocos efectos secundarios. Si estás interesado en probar el CBD y la depresión es un problema, empieza con una dosis baja y auméntala gradualmente hasta que encuentres una cantidad que te funcione.

Asegúrese de discutir primero los beneficios potenciales del CBD con su proveedor de atención médica.


Descargo de responsabilidad: actualmente no hay pruebas suficientes que respalden el uso del CBD en las condiciones mencionadas anteriormente y este texto no refleja en absoluto los usos recomendados. Busque siempre el consejo de su profesional de la salud si está tomando medicación prescrita o está pensando en usar el CBD para su condición.

Escrito por Zia Sherrell y revisado por nuestra experta cualificada, Moyra Cosgrove, Jefa de Nutrición en Naturecan, Nutricionista Registrada en la SENR y candidata a DProf en la LJMU